¡¡¡Qué poca chispa!!!

sábado, 10 de noviembre de 2007

El emperador en la silla eléctrica. En Agosto de 1890 un prisionero fue ejecutado en la silla eléctrica. Esta fue la primera ejecución que se hizo por ese método. Cuando el Emperador Menelik II de Abisinia (Etiopía hoy) se enteró, encargó tres sillas eléctricas a los Estados Unidos. El único problema fue que, al llegar el envío, descubrió que necesitaban electricidad para funcionar (Abisinia todavía no contaba con este adelanto). Como el emperador era muy inspirado pronto le encontró la solución. Uso una de ellas como su propio trono imperial.

PD: Disculpad el retraso de los artículos. Os subo unos cuantos para que me perdoneis :)

5 comentarios:

IRIS dijo...

Cómo echaba de menos tus post!! Y bueno en fin... el emperador no era muy inteligente que digamos si son sillas eléctricas, me pregunto yo con que pensaría que se utilizarían. Aunque me alegro mucho de que esa poca inteligencia le sirvió para no poder utilizarlas con su verdadero fin.
Un abrazo enorme!!!!

Amer dijo...

Como dirían "no hay mal, que por bien no venga" XD

Montserrat dijo...

Me encanta seguir tu blog de píldoras de historia.

lemonpeel dijo...

John Waters (el de Pink Flamingos) tiene una réplica (lástima) exacta de una silla eléctrica en el recibidor de su casa, y la decora con mucho gusto cuando llega la navidad.

Hana, Hana... ¿qué le vas a pedir a los reyes esta navidad?

Gonzalo Del Rosario dijo...

Hasta dónde puede llegar la ignorancia.